El suelo pélvico en los hombres: qué es y cómo cuidarlo

El suelo pélvico en los hombres: qué es y cómo cuidarlo

¿Qué es el suelo pélvico?

Se le llama así a la zona constituida por “músculos, ligamentos, tejido conectivo y nervios, que en conjunto otorgan un soporte adecuado y un control dinámico del útero, vagina, vejiga, uretra y ano”.

Las tres funciones esenciales del suelo pélvico son:

  • Controlar la continencia urinaria y anal, y favorecer un correcto vaciado de la vejiga y el intestino
  • Ser soporte para los órganos pélvicos (vejiga y recto)
  • Participar en la función sexual, con un importante papel en la erección y en la eyaculación

Si bien el trabajo del mismo suele estar más enfocado a las mujeres, los hombres también lo poseen y deben ejercitarlo para fortalecerlo, ya que puede debilitarse al paso de los años y generar problemas que afectan la calidad de vida.

Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología el suelo pélvico puede verse afectado al someterse a una cirugía anorrectar, tener estreñimiento crónico, sufrir infecciones en la próstata y uretra o al tener una anomalía congénita.

Además, los deportes de alto impacto como el crossfit, el running o el baloncesto pueden debilitarlo.

Otros factores de riesgo que facilitan el debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico son el sobrepeso u obesidad, la edad, levantamiento frecuente de cargas o pesos y tos crónica.

Donde está el suelo pélvico en los hombres

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento recomienda identificarlo en el baño durante la micción, parando el flujo de la orina. De esta manera se pueden identificar los músculos que permiten cortar la micción y que luego se relajen para que esta prosiga.

Las consecuencias de un suelo pélvico debilitado son principalmente la incontinencia urinaria y en casos más graves, la incontinencia fecal o gases. Además pueden aparecer problemas de disfunción sexual que dificulten el mantener relaciones sexuales satisfactorias. También está relacionado en ocasiones el dolor pélvico crónico.

Es recomendable empezar a trabajar el suelo pélvico antes de que aparezcan los primeros síntomas para evitar que afecten nuestra calidad de vida y tener que realizar esfuerzos mucho mayores para fortalecerlo.

Formas de trabajar el suelo pélvico

Si bien existen distintas formas de entrenarlo, los ejercicios Kegel son los más recomendados por especialistas. Aunque son muy eficaces, deben ser parte de nuestra rutina diaria para ver resultados.

  • Con la vejiga vacía debemos acostarnos bocarriba con las rodillas separadas y dobladas.
  • Apretaremos los músculos pélvicos y contaremos hasta tres.
  • Relajaremos los músculos pélvicos volviendo a contar hasta tres.
  • Haremos esto 10 veces.

El ejercicio debe realizarse por la mañana, mediodía y por la noche. Aunque uno puede ser sustituido por una clase de pilates, ya que es una actividad “altamente recomendable para fortalecer los músculos lumbares y pélvicos”, según la Universidad de Extremadura.

Esperamos que esta nota le sea útil para aprender más sobre el suelo pélvico. Si necesitas ampliar esta información u otra relacionada con nuestra actividad, no lo dudes y envíanos un mensaje que te contestaremos en la mayor brevedad posible. Somos especialistas en Suelo pélvico y te brindaremos el asesoramiento adecuado personalizado. También puedes visitarnos en nuestras instalaciones situadas en el Hospital Costa de la Luz en Huelva.

No Comments

Post A Comment

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. más información

Las opciones de cookies en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar